Pólipos de colon

¿Qué son?

Los pólipos de colon son unas prominencias en el interior del intestino grueso, algo así como unos “granos” que aparecen en la mucosa que recubre el interior del colon.  Normalmente miden pocos milímetros y pueden ser más o menos prominentes, incluso planos o tener un tallo que los une a la mucosa, como si fueran pequeños “champiñones” (son los llamados pólipos pediculados). En ocasiones pueden llegar a ser muy numerosos en el colon, incluso cientos de ellos, constituyendo en estos casos un grupo de enfermedades llamadas poliposis.

¿Qué importancia tienen?

La importancia de los pólipos estriba en que en su composición pueden haber células con cambios precancerosos. Son los llamados pólipos adenomatosos. Estos pólipos pueden degenerar aún mas con los años y desarrollar un cáncer de colon. Su extirpación cuando aún miden pocos milímetros evita que de lugar a la aparición de ese cáncer y por tanto estaríamos previniendo su aparición. De esta forma en una gran mayoría de casos podríamos considerar a los pólipos como lesiones precancerosas.

¿Qué síntomas producen los pólipos?

Habitualmente y debido a su pequeño tamaño suelen ser totalmente asintomáticos. Cuando son algo más grandes pueden sufrir erosiones en su superficie que de lugar a la aparición de sangre con las deposiciones o una anemia por pérdidas de sangre muy pequeñas que no se ven pero que podrían detectarse con un test en las heces. Muy raramente pueden dar lugar a obstrucciones del intestino grueso si desarrollan un gran tamaño.

¿Cómo se pueden diagnosticar?

En la actualidad el mejor método para detectarlos es la colonoscopia, pues permite visualizar directamente los pólipos pudiendo detectarse pólipos muy planos o de muy pequeño tamaño e incluso en la mayoría de los casos se puede realizar su extirpación en el mismo acto. Es muy importante hacer correctamente la dieta y la preparación adecuada para la limpieza del colon, pues de ello dependerá el poder ver y detectar adecuadamente los pólipos. Otras técnicas para el diagnóstico son las pruebas radiológicas, como el enema opaco (radiografía del abdomen con un contraste introducido mediante un enema en el colon) o la llamada colonoscopia virtual, consistente en la realización de una tomografía del abdomen (escáner) que mediante su análisis y reconstrucción por ordenador permite visualizar el interior del colon. Requiere una limpieza muy exhaustiva del intestino grueso y aunque permite detectar pólipos, pueden pasar desapercibidos los más pequeños y los planos. Requiere la realización de una colonoscopia si se detecta algún pólipo.

¿Cómo se tratan los pólipos?

La mayoría de ellos pueden ser extirpados directamente en el momento de la colonoscopia, utilizando para ello pinzas especiales o asas de corte de muy pequeño tamaño. Es lo que se conoce como polipectomía endoscópica. En ocasiones se requieren técnicas más complejas que los avances en la endoscopia está permitiendo introducir, evitando tener que someter al paciente a una cirugía. Así hoy en día existen técnicas que permiten la extirpación de pólipos de mayor tamaño o especiales características, tales como la resección mucosa o la disección submucosa. En ocasiones no es posible el tratamiento por endoscopia y se requiere recurrir a la cirugía para extirpar un trozo del intestino grueso que contenga el pólipo. Todos los pólipos extirpados deben remitirse para su análisis en el microscopio y poder saber las características del pólipo, si tienen alguna anomalía y la extensión de la misma.

¿Qué son los síndromes de Poliposis Colorrectal?

Son una serie de síndromes caracterizados por la presencia de múltiples pólipos en el colon que tienen un mayor riesgo de degenerar en cáncer de colon.

¿Qué entidades se incluyen entre los Síndromes De Poliposis Colorrectal?

El más conocido es la poliposis adenomatosa familiar pero también se incluyen la poliposis adenomatosa familiar atenuada (asociada al gen MYH), el síndrome de Peutz-Jeghers, la poliposis juvenil y el síndrome de poliposis hiperplasica.

¿Qué es la Poliposis Adenomatosa Familiar?

Es una enfermedad hereditaria, con herencia autosómica dominante, causadas por mutaciones en el gen APC. Se caracteriza por la presencia de múltiples pólipos adenomatosos en número mayor de 100, localizados en todo el colon. Estos pólipos tienen un alto potencial de malignización, de forma que si no se realiza tratamiento quirúrgico con extirpación del colon, la práctica totalidad de los pacientes desarrollará un cáncer antes de los cincuenta años de edad, normalmente alrededor de la tercera década de la vida.

En los familiares de primer grado de estos pacientes está indicada la realización de un estudio genético por si poseen mutaciones en el gen APC. En aquellos portadores de mutaciones genéticas o en aquellos familiares donde no se ha podido determinar, debe realizarse el cribado endoscópico para el diagnostico temprano de esta entidad antes de que se desarrolle un cáncer colorrectal. Por tanto, debería realizarse una colonoscopia anual entre los 10-12 años hasta la edad de 40 años y posteriormente a intervalos de 5 años hasta los 50-60 años.

Además de la colonoscopia estos pacientes tienen riesgo de desarrollar adenomas en duodeno y papila de Vater por lo que también deberían hacer una endoscopia digestiva alta con endoscopio de visión lateral para valorar el área papilar.

¿Qué es la Poliposis Adenomatosa Familiar Atenuada (asociada al gen MYH)?

Es una enfermedad hereditaria con herencia autosómica recesiva causada por mutaciones en el gen MYH.  Se caracteriza por la presencia de más de 10 pólipos adenomatosos en el colon. Estos pólipos tienen un alto potencial de malignización.

En los familiares de primer grado de estos pacientes está indicada la realización de un estudio genético por si poseen mutaciones en el gen MYH. Debería realizarse una colonoscopia anual a partir de los 20-25 años hasta la edad de 40 años y posteriormente a intervalos de 5 años hasta los 50-60 años.

Además de la colonoscopia estos pacientes tienen riesgo de desarrollar adenomas en duodeno y papila de Vater por lo que también deberían hacer una endoscopia digestiva alta con endoscopio de visión lateral para valorar el área papilar.

¿Qué es el Síndrome de Peutz-Jeghers?

Es una enfermedad hereditaria con patrón autosómico dominante causada por una mutación en el gen STK11. Se caracteriza por la presencia de múltiples pólipos intestinales de tipo hamartomatoso (tanto intestino delgado como colon) que aunque tienen un bajo riesgo de malignización no es nulo. Además estos pacientes presentan un riesgo aumentado de padecer cáncer de páncreas, pulmón, mama, ovarios y testículos.

¿Qué es el Síndrome de Poliposis Juvenil?

Es una enfermedad que puede presentarse tanto como hereditaria por un patrón autosómico dominante asociado a los genes BMPR1A y SMAD4 como de forma esporádica. Se caracteriza por la presencia de pólipos intestinales de tipo hamartomatoso que aunque tienen un bajo riesgo de malignización no es nulo. Además estos pacientes presentan un riesgo aumentado de padecer cáncer gástrico y de intestino delgado.

¿Qué es el Síndrome de Poliposis Hiperplásica?

Es una entidad caracterizada por la presencia de pólipos hiperplasicos con potencial maligno. En general los pólipos hiperplasicos tienen un bajo riesgo de malignización per se especialmente en sigma y recto. El síndrome de póliposis hiperplasica se define por la presencia de 5 o más pólipos hiperplasicos en colon proximal, dos de ellos mayores de 10mm; o cualquier número de pólipos hiperplasicos en colon proximal en un paciente con algún familiar de primer grado con poliposis hiperplasica; o más de 30 pólipos hiperplasicos de cualquier tamaño a lo largo del colon.

En estos pacientes se debería comenzar el cribado mediante colonoscopia a los 40 años o 10 años antes de la edad de diagnostico del familiar afecto más joven.

Pólipos del colon:

Dr. José Miguel Rosales Zabal.

Especialista de la Fundación Española de Aparato Digestivo.

Hospital Costa del Sol. Marbella

Síndromes de polipósis colorrectal:

Dr. Antonio Moreno García

Dr. Andres Sánchez Yagüe

Especialistas de la Fundación Española de Aparato Digestivo.

Hospital Costa del Sol. Marbella