saludigestivosaludigestivo

by

MADRID, 17 (EUROPA PRESS) Investigadores de la Universidad Northwestern y la Universidad de Illinois Health (Estados Unidos) han desarrollado un material sintético que han bautizado como ‘hueso hiperelástico’, y que puede ser producido fácilmente a través de impresión 3D, que podría ayudar a la reconsturcción de defectos en el cráneo o los huesos faciales. El material experimental acelera la regeneración ósea a través de defectos craneales en ratas, según los resultados iniciales de estos científicos, que se han publicado en la revista ‘Plastic and Reconstructive Surgery’. “Tiene un potencial significativo para ser trasladado a la cirugía reconstructiva craneofacial, donde la necesidad de injertos de reemplazo óseo rentables es enorme”, aseguran los responsables del trabajo. Los investigadores realizaron experimentos iniciales con ‘hueso hiperelástico’ en ratas con defectos creados quirúrgicamente en la parte superior del cráneo. Los defectos creados quirúrgicamente eran de un tamaño “crítico”, con pocas probabilidades de curarse por sí solos, similares a los observados en pacientes que se han sometido a una cirugía por tumores cerebrales. El ‘hueso hiperelástico’ es un “andamio sintético impreso en 3D”, definen los investigadores, compuesto principalmente de mineral óseo (hidroxiapatita) más un material común y biocompatible (ácido poliglicólico). El material consiste en un intrincado entramado, diseñado para apoyar el crecimiento y la regeneración del hueso nuevo. Se puede producir de forma rápida y económica utilizando las plataformas de hardware de impresión 3D actuales y es lo suficientemente maleable como para ser ajustado a presión o cortado en forma durante la cirugía. En los experimentos, algunos defectos craneales fueron reconstruidos usando ‘hueso hiperelástico’ y otros usando el propio hueso del animal (autólogo). El hueso autólogo es el material preferido para reconstruir los defectos óseos, pero puede ser difícil de obtener: el hueso debe ser tomado de un sitio donante en otra parte del cuerpo y a veces no está disponible. En otros animales, la reconstrucción se realizó utilizando un material hecho sólo de ácido poliglicólico, sin mineral óseo. El ‘hueso hiperelástico’ impreso en 3D proporcionó una buena regeneración ósea. En las tomografías computarizadas de seguimiento, tuvo una eficacia de 74 por ciento después de ocho semanas y de 65 por ciento a las 12 semanas, en comparación con el hueso autólogo. Por el contrario, los defectos tratados con el material de ácido poliglicólico mostraron poca formación de hueso nuevo.

About

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies