saludigestivosaludigestivo

by

MADRID, 1 (EUROPA PRESS) El consumo de proteínas y minerales lácteos reduce el riesgo de hipertensión y enfermedad cardiovascular, según ha comentado el investigador científico del CIAL-CSIC, Javier Fontecha, durante una jornada organizada por la Federación Nacional de Industrias Lácteas (FeNIL) por el 59º Día Internacional Lácteo (DIL). “La totalidad de las evidencias científicas disponibles muestran una neutra o inversa asociación entre consumo de lácteos e incidencia en hipertensión. Así, el consumo de proteínas y minerales lácteos, como el calcio, se asocian con la disminución del riesgo de hipertensión y enfermedad cardiovascular”, ha señalado. Por tanto, a su juicio, estos resultados científicos, después de décadas de controversia, atenúan la imagen negativa de la grasa láctea, detectándose un creciente interés en todos aquellos aspectos que se refieren a los lípidos lácteos como fuente de ingredientes bioactivos y confirmándose la no asociación del consumo de lácteos con el incremento del riesgo de CVD en individuos sanos. Por su parte, el presidente de la Federación, Roza Manzano, ha agradecido al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medioambiente, con el que comparten el objetivo de que la población española llegue a esos consumos de leche y productos lácteos recomendados, transmitiendo de manera veraz las propiedades nutricionales y saludables que les hacen fundamentales en una dieta sana y equilibrada, a través de programas de promoción efectivos. Por su parte, la directora ejecutiva de la AECOSAN, Teresa Robledo, ha asegurado que, junto FeNIL, trabajan de forma “directa e indirecta” en la seguridad de la leche y los productos lácteos, así como en sus propiedades nutricionales, para promocionar hábitos saludables en España. Ahora bien, a pesar de la creciente demanda en el mundo de la leche y los productos lácteos, el presidente de FeNIL, Javier Roza Manzano, ha avisado de que algunas corrientes de pensamiento sin ningún soporte científico han afectado al consumo de los mismos en Europa y en España, “y lo continúan haciendo”. De hecho, se ha producido un descenso de más de un 2 por ciento en el consumo de leche en 2016, un 1 por ciento en yogures y leches fermentadas, mientras que el consumo de quesos se incrementa un 1,5 por ciento. “Ante estas cifras, FeNIL continúa asumiendo la responsabilidad de trabajar por la salud de la sociedad que, lamentablemente, no alcanza el consumo de lácteos recomendados en una dieta sana, equilibrada y completa”, ha añadido. Del mismo modo, la directora de Alimentación, Medio Ambiente y Salud de la Asociación Europea de Productos Lácteos, Hélène Simonin, ha recordado que algunos grupos de edad no cumplen con las recomendaciones de consumo de lácteos, al tiempo que ha recordado que la Comisión Europea reconoce la importancia de los productos lácteos en una dieta equilibrada” ya que aportan esos nutrientes en una buena cantidad y calidad, satisfaciendo las necesidades diarias con más facilidad y a menudo como la opción menos costosa.

About

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies