saludigestivosaludigestivo

by

MADRID, 29 (EUROPA PRESS) El Premio Nobel de Medicina 2018, Tasuku Honjo, ha recibido este martes en Madrid el premio Fernández-Cruz y la medalla de académico de honor electo de la Real Academia Nacional de Medicina (RANME) por su papel en el desarrollo de la inmunoterapia. “La ciencia lleva más de 100 años en el intento de implicar al sistema inmune en la lucha contra el cáncer y la inmunoterapia ha conseguido ese objetivo. Es uno de los más fascinantes avances médicos de la medicina. Es el avance más importante de los últimos años en el tratamiento del cáncer”, ha señalado el presidente de la Fundación Fernández-Cruz y académico de honor de la RANME, Arturo Fernández-Cruz. Los estudios del profesor, considerado uno de los ‘padres’ del tratamiento inmunoterápico, han hecho posible el desarrollo de medicamentos oncológicos capaces de despertar a las defensas del propio organismo para que nuestras propias células defensivas ataquen al tumor. Durante su visita a España, que ha contado con el patrocinio de MSD y Bristol-Myers Squibb, Honjo ha impartido una conferencia en el marco del Landmark Symposium ‘La nueva inmunoterapia: un cambio de paradigma. Oportunidades de aplicación a la práctica clínica diaria’. En su intervención, ha destacado los humanos son “muy afortunados al poseer este mecanismo de defensa que ha permitido desarrollar la posibilidad no solo de tratar el cáncer, sino de curarlo”. El papel de los estudios de Honjo ha sido fundamental en la identificación de la proteína 1 de muerte celular programada (PD-1) y su ligando (PD-L1), que controlan el sistema inmune como un interruptor: activando o inhibiendo las células del sistema inmunológico de manera que son incapaces de reconocer al tumor como extraño y eliminarlo. En la actualidad, la inmunoterapia que actúa sobre esta proteína cuenta con una creciente y prometedora aplicación en la práctica clínica, que abarca el melanoma, cáncer de pulmón, de mama, tumores urológicos, ginecológicos, de cabeza-cuello y digestivos. Estos hallazgos le valieron en 2018 el premio Nobel de Medicina junto al estadounidense James P. Allison. Honjo estudió Medicina en la Universidad de Kioto (Japón) y realizó allí su doctorado en 1975. Durante la década de 1970, también trabajó en los Estados Unidos en la Carnegie Institution (Washington) y en los Institutos Nacionales de Salud de Bethesda (Maryland). En Japón, ha trabajado en la Universidad de Tokio, la Universidad de Osaka y la Universidad de Kioto, donde ha sido profesor desde 1984.

About

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies