HEPATITIS A

¿QUÉ ES?

Se trata de una infección vírica producida por el virus de la hepatitis A (VHA). Este virus infecta el hepatocito (célula del hígado), donde se replica produciendo una inflamación del hígado.

¿QUÉ SÍNTOMAS PRODUCE?

Los síntomas de las hepatitis son muy inespecíficos. Por los mismos no podemos determinar la causa de la hepatitis, ya que todas suelen cursan con las mismas manifestaciones.

Las manifestaciones clínicas comienzan de 15 a 50 días después de la exposición al virus. Dichas manifestaciones pueden ser:

• Astenia o cansancio.

• Sensación febril.

• Falta de apetito.

• Nauseas y/o vómitos.

• Ictericia o coloración amarilla de la piel y mucosas.

• Orina colúrica (orina del color de un refresco de cola)

• Acolia (heces claras).

¿EN QUÉ ZONAS DEL MUNDO PODEMOS SUFRIR LA HEPATITIS A?

La hepatitis A tiene una distribución mundial, es decir podemos contraerla en cualquier parte del planeta. Esto es debido a que el principal reservorio del virus es la especie humana.

Normalmente es más frecuente en países en vías de desarrollo, donde las condiciones higiénicas son más deficientes, con menor acceso a agua corriente y a una red adecuada de eliminación de aguas fecales.

¿CUÁNTO TIEMPO PUEDE TRANSMITIR LA ENFERMEDAD DE UNA PERSONA ENFERMA?

Normalmente una persona infectada puede trasmitir el virus desde unos diez días antes de los primeros síntomas y hasta siete días tras la aparición de los mismos.

¿PUEDE PROVOCAR INFECCIÓN CRÓNICA DEL HÍGADO?

A diferencia del virus de la hepatitis B y de la C, no produce hepatopatía crónica.

¿EXISTE TRATAMIENTO CONTRA LA INFECCIÓN AGUDA DEL VIRUS DE LA HEPATITIS A?

No existe un tratamiento específico. Lo que se realiza es el tratamiento de soporte, es decir, tratar los síntomas que van apareciendo. Un ejemplo sería garantizar la hidratación adecuada si existen vómitos.

¿EXISTE VACUNA CONTRA EL VIRUS?

Si. Existe una vacuna de virus inactivados contra el virus.

¿QUIÉN DEBE VACUNARSE?

En nuestro medio, deben vacunarse todas las personas mayores de 12 meses que van a viajar a zonas con alta prevalencia de la infección, como son países en vías de desarrollo y que no se hayan vacunado antes.

Normalmente se precisan dos dosis por vía intramuscular, la primera unas dos semanas antes del viaje y la segunda a los 6-12 meses de la primera.

¿CÓMO PREVENIR LA INFECCIÓN POR EL VHA?

Como normas generales para prevenir la infección del virus de la Hepatitis A deberemos tener en cuenta:

• Si se viaja a una zona con mayor prevalencia como las zonas en vías de desarrollo, es necesario vacunarse.

• Realizar una adecuada higiene de manos.

• En viajes a zonas endemicas cocinar bien los alimentos y beber agua envasada en dichas zonas.

• Usar preservativo.

• Eliminar de forma adecuada los residuos fecales.

• Si existe un miembro del núcleo familiar infectado, además de una adecuada higiene, consultar con un médico la posibilidad de administrar una inmunoglobulina sola o con la vacuna al resto de personas convivientes.

¿PUEDE PROVOCAR INFECCIÓN CRÓNICA DEL HÍGADO?

A diferencia del virus de la hepatitis B y de la C, no produce hepatopatía crónica.

¿QUÉ HACER SI UN MIEMBRO DE LA FAMILIA CONTRAE LA INFECCIÓN?

Si un miembro del núcleo familiar, que convive con otras personas, contrae la infección por el virus de la hepatitis A, debemos extremar las medidas de higiene, con una correcta eliminación de las heces, con limpieza frecuente y adecuada del inodonoro o procesando de forma adecuada los elementos que pudieran estar contaminados por restos fecales (ejemplo: pañales). También deberá realizarse una correcta higiene de manos, con adecuada limpieza de las mismas con agua y jabón.

En determinadas circunstancias, puede ser administrada una inmunoglobulina (formulación de anticuerpos) para la protección inmediata, siendo efectiva si se administra dentro de las dos semanas donde ha podido existir al exposición al virus. Se suele administrar conjuntamente con la primera dosis de la vacuna. Por tanto, si existe un miembro de la familia que se diagnostica de hepatitis A, debe consultar con su médico respecto a las medidas de precaución a tomar, aunque de forma habitual será el profesional que diagnostica el cuadro quién le informará directamente o a través de los Servicios de Medicina Preventiva del sistema sanitario.