Podemos definir la Disfagia, como la dificultad para la deglución o de una forma más coloquial, como problemas para el paso de los alimentos desde la boca hasta el estómago.

A continuación se ofrece información de interés sobre causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento de la disfagia.

DISFAGIA

¿Qué es la Disfagia?

Podemos definir la Disfagia, como la dificultad para la deglución o de una forma más coloquial, como problemas para el paso de los alimentos desde la boca hasta el estómago.

Para entender esta patología vamos a dar unas pinceladas del mecanismo de la deglución. Este es un proceso complejo, donde se tienen que coordinar distintas estructuras musculares con la participación del sistema nervioso en una sincronización armoniosa.

Se distinguen tres fases secuenciales:

  1. 1. Fase oral: dentro de ésta podemos distinguir una fase preparatoria de masticación donde se forma el bolo alimenticio y una posterior fase de
    transporte donde dicho bolo pasa a la faringe.
  2. 2. Fase faríngea: es una de las fases más complejas donde es necesaria una mayor actividad coordinada por las distintas estructuras implicadas. Así se debe aislar mediante el velo del paladar la nasofaringe, se eleva y cierra la laringe y se relaja el esfínter esofágico superior junto con la contracción del músculo faríngeo, propulsando el bolo alimenticio al esófago.
  3. 3. Fase esofágica: una vez llega el bolo alimenticio al esófago se inician unas contracciones peristálticas, que impulsan el alimento hasta la unión del esófago con el estómago, relajándose el esfínter esofágico inferior y pasando al estómago.

La Disfagia se puede clasificar en dos grupos, dependiendo de la fase de la deglución que esté implicada en su producción:

  1. 1. Disfagia Orofaringea: incluye las alteraciones de la fase oral y/o faríngea.
  2. 2. Disfagia Esofágica: donde se afecta la fase esofágica, como su nombre indica.

 

Adobe_PDF_file_icon_32x32Concepto y causas Disfagia

Dr. Antonio M. Moreno García

Especialista de la Fundación Española de Aparato Digestivo

Hospital Universitario Puerta del Mar (Cádiz)

¿Cuáles son las causas de la Disfagia?

Las causas de este síntoma son múltiples y dependiendo del tipo de Disfagia, las etiologías son diversas. Así de forma general se podrías agrupar en:

  1. 1. Patologías que disminuyen el espacio de paso por afectación de la mucosa: tumores intraesofágicos, infecciones como la candidiasis esofágica, etc.
  2. 2. Patologías del músculo implicado en la fase: esfínter esofágico superior, musculatura esofágica, etc.
  3. 3.Patologías del sistema nervioso central o periférico: son situaciones donde no se genera el estímulo nervioso adecuado o de forma descoordinada para que la musculatura de las distintas áreas se contraiga.
  4. 4.Patologías de estructuras adyacentes al sistema de la deglució n que comprimen o invaden estructuras del mismo: tumores de mediastino, laringe, tiroides, etc.

La lista de causas es muy extensa, así que enumeraremos algunas:

1. Causas de Disfagia Orofaríngea:

a) Enfermedades de la pared de la zona orofaríngea:

Divertículo de Zenker.
Tumores de la zona otorrinolaringológica.
Membranas orofaríngeas.
Infecciones: bacterianas, candidiasis, herpéticas, etc.

b) Enfermedades Neurológicas:

Accidentes vasculares cerebrales.
Pankinsonismos.
Tumores del sistema nervioso central.
Demencias.
Esclerosis múltiple.
Esclerosis lateral amiotrófica (ella).

c) Enfermedades Musculares:

Distrofias musculares.
Miastenia gravis.
Miositis.

d) Alteraciones en la coordinación neuromuscular o trastornos funcionales:

Achalasia cricofaríngea.
Disinergia del esfínter esofágico superior.

2. Causas de Disfagia Faríngea:

a) Enfermedades de la pared esofágica:

Esofagitis por reflujo gastroesfágico.
Infecciones: bacterianas, candidiasis, herpéticas, etc.
Tumores esofágicos.
Esofagitis eosinofílica.
Anillos esofágicos.

b) Alteraciones en la coordinación neuromuscular o trastornos funcionales:

Achalasia.
Espasmo esofágico difuso.

c) Enfermedades de estructuras adyacentes:

Tumores mediastínicos.
Tumores pulmonares.
Compresiones vasculares.

Adobe_PDF_file_icon_32x32Concepto y causas Disfagia

Dr. Antonio M. Moreno García

Especialista de la Fundación Española de Aparato Digestivo

Hospital Universitario Puerta del Mar (Cádiz)

SÍNTOMAS DE LA DISFAGIA

El termino de disfagia engloba en sí mismo el síntoma, que es la dificultad para poder deglutir, que puede ir desde grados muy leves hasta formas muy severas en las que incluso no se pueda deglutir absolutamente nada, que es lo que se conoce como afagia.

Esta dificultad para la deglución puede dar lugar a la aparición de problemas de deshidratación, al no poder ingerir los líquidos de forma adecuada, pérdida de peso y problemas de desnutrición. Así mismo la disfagia puede favorecer complicaciones pulmonares como las infecciones respiratorias, en ocasiones muy graves, consecuencia de lo que se denomina como aspiraciones, es decir, el paso de alimento a la vía aérea propiciado por esa dificultad para deglutir.

La disfagia puede presentarse como dificultad para iniciar la deglución, o lo que ocurre con mayor frecuencia, como la sensación de parada del alimento en algún lugar del cuello o la región anterior del tórax, es decir en cualquier tramo desde la garganta hasta la entrada en el estómago. Esto puede provocar la aparición de dolor e incluso náuseas y vómitos o la presencia de regurgitación, es decir, que el alimento vuelva a la boca.

Adobe_PDF_file_icon_32x32Síntomas Disfagia

Dr. José Miguel Rosales Zábal

Especialista de la Fundación Española de Aparato Digestivo

Agencia Sanitaria Costa del Sol, Marbella (Málaga)

DIAGNÓSTICO DE LA DISFAGIA

El diagnóstico de disfagia se realiza mediante una correcta historia clínica al paciente, dirigido a definir las posibles causas y localización de la afectación. Es por ello que resulta muy importante definir en qué momento se produce la dificultad para la deglución, si es continua o intermitente y si se han asociado síntomas acompañantes como perdida de peso, dolor, fiebre etc.

Las pruebas complementarias nos permiten alcanzar un diagnóstico definitivo. En general las pruebas se dividen en tres grandes grupos: pruebas endoscópicas, radiológicas y funcionales.

  • Las pruebas radiológicas entre las que se encuentran el esofagograma baritado y la videofluoroscopia de deglución nos permiten un estudio estructural y dinámico de la función deglutoria. El TAC nos permite descartar otras causas externas al tubo digestivo que pueden estar produciendo una compresión sobre este.

  • La endoscopia digestiva alta permite visualizar el interior del esófago, la zona de unión entre faringe y esófago, así como entre esófago y estómago para definir la presencia de obstrucciones y si estas pueden estar en relación con patología tumoral, infeccionasa, etc, para lo que se pueden tomar biopsias esofágicas.

  • Las pruebas funcionales incluyen la manometría, que permite estudiar las presiones del esófago y su reacción ante la comida . Así mismo se puede realizar una pHmetría que nos permite estudiar la presencia de ácido en el esófago ya que éste puede irritarlo y condicionar alteraciones en su función.

 

Adobe_PDF_file_icon_32x32Diagnóstico Disfagia

Dra. Mileidis San Juan Acosta

Especialista de la Fundación Española de Aparato Digestivo

Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria, Tenerife

El tratamiento de la disfagia depende, fundamentalmente, de cuál sea su origen.

  • En el caso de las situaciones en las que existe disfagia para líquidos, suele recomendarse el uso de espesantes para facilitar la ingestión de los mismos.
  •   Para el resto de situaciones, se intenta tratar la causa. Por ejemplo, en el caso de los trastornos motores del esófago pueden darse fármacos que disminuyan la motilidad esofágica y reduzcan los espasmos para favorecer la ingesta.
  •   En el caso de las esofagitis eosinofílicas, puede iniciarse una dieta que excluya los alérgenos alimentarios más frecuentes, con el fin de disminuir la infiltración de eosinófilos que causa rigidez esofágica.
  •   En caso de tratarse de una estenosis o de una acalasia, puede indicarse la dilatación neumática endoscópica de la estenosis, para aumentar el diámetro de paso y disminuir los problemas deglutorios.
  •   En caso de tratarse de obstrucciones tumorales en los que no se indica el tratamiento quirúrgico, puede implantarse de forma endoscópica una prótesis autoexpandible, que facilitará el tránsito a través de la zona obstruida.

 

 

Adobe_PDF_file_icon_32x32 Tratamiento disfagia

Dra. Cristina Carretero Ribón

Especialista de la Fundación Española de Aparato Digestivo

Clínica Universitaria de Navarra