Se denominan como quistes hepáticos a la presencia en el hígado de unas lesiones más o menos redondeadas y de tamaño variable formadas por una pared con contenido líquido en su interior.

A continuación se ofrece información de interés sobre causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento y recomendaciones nutricionales:

QUISTES HEPÁTICOS

CONCEPTOS Y CAUSAS DE LOS QUISTES HEPÁTICOS

Se denominan quistes hepáticos a la presencia en el hígado de unas lesiones más o menos redondeadas y de tamaño variable formadas por una pared con contenido líquido en su interior. La gran mayoría se diagnostican de forma casual al hacer algún estudio de imagen, como una ecografía, generalmente por otra razón, y normalmente no producen ningún síntoma. Como se ha comentado, el tamaño puede ser variable, desde pocos milímetros hasta quistes gigantes de varios centímetros y que pueden ocupar gran parte del hígado.

Las causas de estos quistes son muy variadas, por lo que expondremos a continuación algunos de ellos:

  • Quiste simple: es el tipo de quiste más frecuente y es totalmente benigno. Está compuesto de líquido claro y no se comunica con los conductos biliares intrahepáticos. Normalmente no dan ningún síntoma y cuando lo hacen suele ser por desarrollo de complicaciones, sobre todo en quistes de gran tamaño, que pueden presentar sangrado espontáneo, infecciones, torsión del quiste, rotura, etc. Los quistes simples se localizan más frecuentemente en el lado derecho del hígado y también suele aparecer más en mujeres.

  • Enfermedad poliquística hepática: es una enfermedad que se caracteriza por el desarrollo de muchos quistes en el hígado, generalmente relacionado con la presencia de múltiples quistes en el riñón, siendo más frecuente conforme más edad tiene el paciente y mayor daño renal hay. Hay otra forma más rara, genética, que no se relaciona con quistes renales.

  • Quiste hidatídico: es un quiste producido por la larva de un parásito llamado Echinococcus granulosus que se contagia generalmente a través de perros infectados. En el hígado da síntomas generalmente cuando son de gran tamaño y se complican.

  • Tumores: hay tumores con apariencia quística que se desarrollan generalmente de los conductos biliares intrahepáticos, siendo poco frecuentes. Además puede haber tumores secundarios (metástasis) en el hígado de otro origen: ovario, colon, páncreas, riñón… cuyo aspecto sea parecido al de un quiste.

  • Quistes biliares: son dilataciones de las ramas biliares intrahepáticas dando lugar a la apariencia de un quiste. Generalmente suelen dar complicaciones como estenosis (estrechamientos de los conductos), infecciones, desarrollo de piedras, roturas…

 

Adobe_PDF_file_icon_32x32Concepto y causas quistes hepáticos

Dr. José Miguel Rosales Zábal

Especialista de la Fundación Española de Aparato Digestivo

Hospital Costa del Sol, Marbella

SÍNTOMAS DE LOS QUISTES HEPÁTICOS

En la mayoría de los casos los quistes hepáticos son asintomáticos. En un pequeño porcentaje de pacientes pueden provocar síntomas derivados, sobre todo, de los de gran tamaño:

  • Por compresión de estructuras digestivas cercanas, provocando distensión abdominal, saciedad precoz, entre otras.

  • Por complicaciones del propio quiste, como son la rotura del mismo o el sangrado intraquístico. Circunstancias infrecuentes y que pueden aparecer en los de gran tamaño, como ya hemos indicado.

 

Adobe_PDF_file_icon_32x32Síntomas Quistes Hepáticos

Dr. Antonio M. Moreno García

Especialista de la Fundación Española de Aparato Digestivo

Hospital Universitario Puerta del Mar (Cádiz)

DIAGNÓSTICO DE LOS QUISTES HEPÁTICOS

 Los quistes hepáticos son un grupo heterogéneo de lesiones, con diferente origen, frecuencia y síntomas. La mayoría son diagnosticados de forma accidental en estudios de imagen que se realizan por otro motivo y tienen un comportamiento benigno. Solo una minoría producen síntomas o complicaciones. Los de mayor tamaño tienen mayor probabilidad de producir síntomas o complicarse. Algunos tipos específicos de quistes, tienen complicaciones únicas como es la transformación maligna en el quiste mucinoso por el shock anafiláctico (reacción alérgica grave) en el quiste hidatídico.

El diagnóstico de los quistes hepáticos se realiza mediante técnicas de imagen que, además nos ayudan a diferenciarlos. La prueba diagnóstica inicial es la ecografía abdominal que también es muy útil en el seguimiento de las lesiones. Cuando existen dudas sobre el diagnóstico, pueden realizarse Tomografía Computarizada (TC) abdominal y/o Resonancia Magnética (RM). El uso de contraste intravenoso ayuda a diferenciar las lesiones ya que la captación de contraste es diferente en cada una de ellas. Además, el contraste puede evidenciar características del quiste que no son visibles en ausencia de contraste. La punción de los quistes no suele ser necesaria para el diagnóstico.

Adobe_PDF_file_icon_32x32Diagnóstico de los Quistes Hepáticos

Dra. Susana Jiménez Contreras

Especialista de la Fundación Española de Aparato Digestivo

Hospital Vithas Xanit Internacional, Benalmádena (Málaga)

¿Qué tratamientos existen para los Quistes Hepáticos?

Los quistes hepáticos son espacios anormales rellenos de líquido dentro del parénquima. Según sean únicos o múltiples tienen un manejo clínico diferente.

  • Quistes simples: suelen ser de origen congénito y es la lesión más frecuente del hígado, con una incidencia del 2,5%, más frecuente en mujeres. Normalmente son asintomáticos y descubiertos de manera casual por realización de alguna prueba de imagen por otro motivo. Suelen ser menores de 5 cm y no tienen potencial de malignizar, aunque de manera poco frecuente pueden presentar complicaciones, como sangrado o compresión de estructuras vecinas, cuando alcanzan un gran tamaño.

Solo en estos casos estaría indicado realizar un tratamiento del mismo, bien mediante punción-aspiración y esclerosis del mismo con alcohol, o bien mediante cirugía. Mediante las pruebas de imagen (ecografía, TAC, Resonancia) se puede distinguir bien de otras lesiones quísticas como el quiste hidatídico o el cistoadenoma que tendría otro enfoque terapéutico.

Los quistes solitarios y asintomáticos no precisan de ningún tratamiento (aunque sean de gran tamaño).

En caso de presentar múltiples quistes (>3), pero en número limitado, se denominaría enfermedad multiquística hepática y con similar manejo que los quistes simples aislados.

  • Poliquistosis hepática: es una rara enfermedad con presencia de infinidad de quistes distribuida de manera difusa dentro del parénquima hepático. Normalmente suele ir asociada a la enfermedad poliquística renal, aunque también puede presentarse de manera aislada.

En esta entidad existen multitud de quistes hepáticos de tamaño variable entre milímetros y hasta 10 cm o más.

Raramente precisan de tratamiento, y normalmente está condicionado por el tamaño de los quistes que provoca molestias o compresión de estructuras vecinas o bien por presencia de complicaciones intraquísticas (sangrado o infección). El tratamiento adecuado es la fenestración quirúrgica, que consiste en la apertura del quiste hacia la cavidad peritoneal, se recomienda el abordaje laparoscópico que implica menor morbilidad, aunque a veces hay que realizarlo de manera abierta dependiendo del tamaño o presencia de adherencias. El tratamiento percutáneo mediante la inyección de agentes esclerosantes se suele reservar para cuando hay un quiste dominante, ya que tratar todos los quistes por esta vía es prácticamente imposible.

En casos seleccionados se puede plantear una resección hepática parcial, cuando los quistes no responden a las terapias previas y presenta un suficiente tejido hepático funcionante residual, aunque este abordaje es muy agresivo y puede dificultar un posterior transplante hepático.

Por ultimo en caso de insuficiencia hepática evolucionada o síntomas graves que dificulten la calidad de vida se indica la realización de transplante hepático, normalmente asociado a transplante renal cuando se asocian ambas entidades, con muy buenos resultados y larga supervivencia. Aunque este tratamiento está limitado por la escasa disponibilidad de órganos.

Adobe_PDF_file_icon_32x32Tratamiento Quistes Hepáticos

Dr. Francisco José García Fernández

Especialista de la Fundación Española de Aparato Digestivo

Hospital Universitario Virgen del Rocío, Sevilla